2006-12-05

Sea World

Oooouuuuhhh Yeeeeaaaahhh!

¡Que pasote lo del Sigüorl !,

¡De mayor quiero ser un pez!.

A mi no me extrañaría que salga, alguno de los crios que estaban viendo el Sea World, un Cousteau de mayor. (Por cierto, bendita wikipedia que me ha corregido como se escribe Cousteau).

En un principio, y cuando te acercas a un sitio que recuerda al Terra Mítica sabiendo que dentro hay bichos vivos, lo haces con el recelo de pensar que los pobres bichos van a dar mucha penita y que además te los van a presentar como un espectáculo de feria.

Pues el caso es que, aun con ese recelo, llegas y te encuentras un sitio realmente agradable y con mucha gente pendiente de que lso animalillo tengan sus cuidados y se encuentren lo más a gusto posible. (Contando que lo más a gusto posible sería en libertad ... pero bueno).

No solo los bichos están bien cuidados, además se intenta que el visitante se concience un poco de la importancia de cuidar el planeta y de que esos animales están compartiendolo con nosostros.

Puntos a destacar:
  • Las Orcas y lo bien entrenadas que las tienen.
  • El espectáculo con las focas, divertidísimo.
  • El acuario con los tiburones ... frrrr ... se te ponen los pelos como escarpias.
  • Los delfines, puedes incluso acariciarlos.
  • Las belugas y como te miran. Parece que fuesen a hablarte.
  • La organización, con mucha gente antenta y muy educada.
  • Las tiendecitas y su merchandising, dan ganas de llevarselo todo, todo y todo.

La parte de los tiburones tiene un acuario que pasas por un tunel bajo los mismos en un pasillo mécanico ... a mi me pasó un por encima ... wooow ... ¡que miedo de bicho!.

El caso es que tras un día de visita, sale uno de alli con ganas de convertirse en delfín y zambullirse por los mares.

No hay comentarios: