2007-05-22

Préstamo de pago en las bibliotecas.

El préstamo de pago en las bibliotecas es un tema que me tiene intrigado. Me dió el dependiente de la Librería Fuenfría de Cercedilla una postal con la imagen incluida en este post. Siguíendo la dirección que incluia, he encontrado este artículo titulado ojalá los libros fueran coches y me ha hecho pensar.

Recuerdo que en 5º de EGB, cuando contaba con 10 u 11 años, uno de mis profesores tuvo la brillante idea de intentar hacernos comprender que un libro no era solo un conjunto de tinta impresa en forma de letras sobre papel que luego se encuadernaba con unas tapas más o menos bonitas. Un libro era mucho más, eran las ideas que esas letras que formaban palabras y frases, nos transmitian. Eran emociones, vivencias, sugerencias, desengaños o mera información. En definitiva, un libro es su contenido, no el papel en el que se encuentra aprisionado.

Tarde años en lograr comprender el concepto, pero algo me hizo intuir que lo que aquella persona nos trataba transmitir era importante e interesante.

Hoy veo como el conocimiento se filtra, se homogeiniza, se envasa y se vende a través de leyes con poco sentido que nos hablan de la propiedad intelectual. Hoy nos cobran por leer ¿y mañana?.

P.D.: Lectura breve recomendada, el derecho a leer (1997, Richard M. Stallman).

2007-05-15

Sibila


Por fin ... ya está aquí, ha sido un parto difícil y largo pero lo hemos conseguido: Ya tengo coche nuevo ...

Es un Seat Ibiza de color azul lluvia brisa y es niña.
Ha medido 3,977 metros y pesa 1.144 kilos.
Se llama Sibila.

Es un coche sencillo, nada del otro jueves, TDI 100 CV, versión básica con pocos extras: Radio-MP3, antinieblas, climatizador y llantas de aluminio de 15".

Me ha hecho mucha ilusión y quería compartirlo con los amigos que os leéis este blog. Como se han pedido fotos, aquí adjunto una.

P.D.: Gracias a Mausita por sus ánimos para "echarme pa'lante" y animarme a comprarlo.

¡Que ilusión!

2007-05-03

Estocolmo (II)

Antes de llegar a Estocolmo escuché, no se muy bien de quien o de donde, que en esta ciudad el diseño, la moda y las tendencias son asuntos tomados muy en serio por sus habitantes. Muchas de las grandes marcas traen a Estocolmo sus nuevas colecciones para ver que tal funcionan y segun el recibimiento que tengan, así actúan.

Una vez estás, algo te hace sentir que todo ha sido diseñado. No solo eso sino que ademas, con una variedad tremenda, todo parece tener unos principios de diseño similares.

Detalles como el mobiliario tanto interior como urbano, el aspecto de las casas (aún simple hasta la saciedad tiene unas proporciones interesantes), los edificios públicos o la cubertería y vajilla de los bares. Prácticamente todo cuenta con un toque Sueco y varias horas detrabajo pensando en su funcionalidad y aspecto.