2009-04-17

Guitarras, ¿¡como resistirse!?


Del último paseo por los USA me traje un pequeño recuerdo. Era un deseo que tenía desde hacía tiempo, tener una guitarra electroacústica. Si lo pienso bien, nunca he sido propietario de una guitarra acústica ni electroacústica ya que, la primera que usé era de mi hermana, con la que eche interminables horas durante el servicio militar, era prestada y mi primera guitarra ya fue eléctrica.

Así que, sabiendo que iba a cruzar el charco, y después de recorrerme los foros, preguntar a los amigos (gracias Alfredo, gracias Coté) y revisar mis cuentas, me dirigí por algo razonablemente bueno pero barato. Quería que fuera con cuerpo mixto de fibra y madera, así que la opción más clara era Ovation que, desde que fabrican en China ya no es una completa locura comprarse una.

Me recorrí varias tiendas y al final, fue en Guitar Center donde me la compré. Un tipo de origen italiano, muy simpático, llamado Angelo consiguió que me la quedase: una Ovation GC057 en color rojo. Desde luego, el trato fue muchísimo mejor que en la mayoría de las tiendas de instrumentos musicales de Madrid, y algo mejor que cuando me compré el bajo.

Me debió dar suerte ya que el trayecto de vuelta en avión resultó lo contrario de lo habitual. No tuve problemas para llegar al aeropuerto. Al facturar temía tener sobrepeso de equipaje y el mostrador que me tocó tenía la báscula averiada. Nos trasladaron a un control de seguridad distinto y no tuve que esperar apenas cola. No me pusieron pegas para subir la guitarra al avión. Y lo mejor de todo, lo que casi hace que se me salten las lágrimas, me pasaron a Business por la cara ... ohhhh ...

Desde luego, me traigo algo más que un bonito recuerdo.

P.D.: La guitarra suena de maravilla y se deja tocar con mucha suavidad.

2009-04-03

Mi abuelo y la memoria ...

Quien no tiene cabeza, ha de tener piernas.

Isaac Pérez (Mi abuelo)

¡La de veces que un estado mental despistado me ha obligado a repetirme esta frase!.