2010-03-14

Delibes

Nos dejó. Huérfanos de realismo y anhelantes de sus párrafos. Un castellano universal, en persona y palabra. Su conexión, casi directa con la tierra mostraba sus verdades de forma íntima y cruda, nos decía quienes somos antes de que pudiésemos descubrirlo por nosotros mismos. Muchos crecimos con él en la mesilla de noche tras conocerle por obligación pero, a quien luego disfrutamos con devoción. Hoy es día de letras vestidas de blanco para mostrar su luto, hojas impecables añorando su pluma e historias de campo que no tendrán quien las haga eternas. Miguel, las liebres, los gorriones, los robles y yo ya te echamos de menos.

No hay comentarios: