2013-10-31

Los ojos del tiempo

... y pasó el invierno y la primavera. Y pasó el verano. Llegó el otoño y, como la contracorriente es mi estilo de vida, espero retomar las fuerzas cuando las hojas caen. Como los ojos del Guadiana, hay una parte del rio de los acontecimientos que ha quedado bajo la superficie. Mucho ha pasado en estos meses y pretendo recuperarlo en esta bitácora.
La austeridad se nota también en el tiempo. No hay tiempo para nada, como diría Bárbara, no me da la vida. Todo se sucede con una velocidad que apenas da tiempo a disfrutarla. Como quien conduce, ir demasiado rápido hace que tus ojos solo vean carretera, y así, no se puede disfrutar del paisaje.
He de tomar aliento, ganar pausa y asentarme en mi paciencia. He de respirar y pensar, que en el fondo son lo mismo. Y he de poder encontar los pequeños momentos de reflexión que me gusta plasmar aqui. Veremos si lo consigo.